Cultivo de fresas, la fruta más refrescante de la temporadaNoticias

Cultivo de fresas, la fruta más refrescante de la temporada

30-05-2018

En FICO, Grupo Ispemar somos especialistas en optimización de cultivos de fresas. Tenemos una amplia variedad de productos nutricionales para hacer que tus plantaciones obtengan los mejores resultados.

Planta, variedades y fruto

Las fresas pertenecen a la familia de las rosáceas, del género fragaria. En la actualidad las variedades cultivadas para consumo provienen del cruce entre las virginianas y las chiloensis. La fresa es una planta herbácea, perenne (pueden durar varios años) y rastrera. El sistema radicular está compuesto de raíces primarias y raíces secundarias; teniendo las secundarias un corto periodo de vida. Las raíces de las fresas, pueden llegar a medir 2 o 3 metros.

El tallo está compuesto por un cilindro llamado corona. De la corona suelen nacer algunos tallos rastreros que emiten raíces que no tienen ningún objeto desde el punto de vista de producción de frutos, pero si desde el punto de vista de la reproducción de plantas, siendo este el sistema que se usa en los viveros para la multiplicación de plantas. Las hojas salen de la corona portando un largo peciolo. Las flores se reproducen a partir de una yema terminal de la corona o de yemas axilares de las hojas y pueden aparecer en ramilletes proveniente de un tallo o una sola flor por tallo.

Las fresas se dividen en reflorecientes de día largo, no reflorecientes de día corto o remontantes de día neutro. En los dos primeros casos la floración es inducida por fotoperiodo y en el tercer caso este factor no interviene.

Cultivo y sistema de riego

El cultivo de las fresas requiere de suelos arenosos o franco-arenosos con muy buena aireación y un alto drenaje. También precisa de un alto contenido en Mo pero este requisito rara vez se cumple. El pH del suelo debe estar comprendido entre 6 y 7 pero obviamente sobre este parámetro podemos influir con técnicas agrícolas. La humedad debe estar comprendida entre 65 y 70%. Si la humedad es excesiva pueden aparecer enfermedades y si es baja aparecen problemas de polinización. Es una planta exigente en luz, ya que necesita más de 12 horas para producir bien. En cuanto a temperatura, requiere entre 15 y 20 grados de media para desarrollar bien los frutos.

En zonas de alta producción como Huelva, el sistema de riego es el de fertirrigación y dependerá de cada periodo.

Necesidades nutricionales

En zonas como Almería se controla mucho el aporte de iones. A continuación, pasamos a realizar una estimación aproximada de las necesidades nutricionales de la planta según la fase en la que se encuentre:

Floración:

0,25g/m2 de nitrógeno (N)

0,20g/m2 de anhídrido fosfórico (P2O5)

0,15g/m2 de óxido de potasa (K2O)

0,10g/m2 de óxido de magnesio (MgO),

Hasta final de recolección:

0,30g/m2 de nitrógeno (N)

0,30g/m2 de óxido de potasa (K2O)

Dos veces por semana se debe aportar fósforo, a razón de 0,25g/m2 de anhídrido fosfórico (P2O5)

Si hay déficit de magnesio en el suelo, es conveniente aplicar una vez por semana 0,10g/m2 de óxido de magnesio (MgO)

Si quieres más información relacionada con el cultivo de frutos rojos puedes seguirnos en nuestras Redes Sociales. Estamos en Facebook, Linkedin y Twitter





Utilizamos cookies propias para el correcto funcionamiento de la página web y de todos sus servicios, y de terceros para analizar el tráfico en nuestra página web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener Más información Aceptar